Grupo de Acción Forestal de la Universidad de Talca
 
GAF:: Universidad de Talca
El fuego ha destruido 30% más de bosques que en 2012

La región del Maule registra un 30% más de hectáreas quemadas por efecto de incendios forestales, en comparación a igual fecha de la temporada anterior. Así lo aseguró Fernando Ramírez, jefe de la Sección de Prevención de Incendios Forestales de Conaf, en el marco de la campaña de prevención realizada en la Universidad de Talca.

En la actividad -que contó con el apoyo de estudiantes del Grupo de Acción Forestal de la Universidad de Talca, perteneciente a la Facultad de Ciencias Forestales- se informó que en la región el fuego ha destruido 508 hectáreas como resultado de 26 siniestros de diversa magnitud. Esto desde el 1 de junio, cuando se inició la temporada de incendios que culmina el 30 de junio del próximo año.

“Este fue un año atípico, porque normalmente estas emergencias se producen a partir de octubre. Además, hubo incendios todos los meses. En octubre último hubo siete siniestros en solo un día”, sostuvo Ramírez.

El experto de Conaf precisó que son varios los factores que aumentan el grado de destrucción del bosque por acción del fuego. Entre éstos el cambio climático, con menos lluvias, altas temperaturas y más vegetación seca, altamente combustible.

“Asimismo, influye el aumento de la población y que cada vez más personas se recrean en zonas rurales, lo que ha generado mucha presión sobre los recursos forestales”, señaló el ingeniero forestal.

Leonardo Ramírez, estudiante de ingeniería forestal de la U. de Talca y director del GAF, destacó el apoyo de Conaf y de la Onemi en la realización de la actividad de prevención e información en el Campus Talca.

CAMPAÑA

En nuestro país el 99,8% de los incendios son provocados por la acción humana. De esta forma cada primavera y verano se originan más de seis mil siniestros, afectando una superficie cercana a las 50 mil hectáreas. Esto equivale a 62 mil canchas de fútbol y a 50 mil cuadras de casas aproximadamente.

Un incendio de este tipo no solo destruye árboles, arbustos y matorrales, también a personas, sus viviendas, su trabajo y la fauna del lugar.

Para cambiar las conductas de la población, Conaf difunde su campaña “Alto a los incendios forestales”, llevando su mensaje especialmente a los más jóvenes. “Con los adultos ocupamos otras técnicas referidas principalmente a la prevención punitiva, aplicando multas y más fiscalización”, explicó Fernando Ramírez.

RECURSOS DISPONIBLES

En el Maule, Conaf cuenta con ocho brigadas; 180 personas en total. “Los recursos para el caso de los incendios forestales nunca son los óptimos, siempre son limitados. Cuando la situación sobrepasa la capacidad que tenemos dentro de la región, entra a operar el plan de contingencia Accefor”, sostuvo el experto de Conaf. Se trata de un procedimiento que involucra a múltiples instituciones como Onemi, intendencia, gobernaciones, municipios, Obras Públicas, empresas forestales, entre otras.

Explicó que ante incendios de gran magnitud, la Onemi conduce el manejo de la emergencia. “Esto en términos de proveer los recursos. Gracias a la gestión de Onemi hemos llegado a tener tres o cuatro helicópteros combatiendo un incendio”, dijo Ramírez.

UN HELICÓPTERO

El Maule posee solo una aeronave para enfrentar la acción del fuego sobre los bosques nativos. “Mantenemos un helicóptero que es arrendado y que llega ahora el 20 de diciembre y estará operativo hasta el 30 de marzo, por la temporada alta de incendios”, expresó el jefe de la Sección de Prevención de Incendios Forestales de Conaf.

PREVENCIÓN

La actividad de prevención en el Campus Talca, para estudiantes y la comunidad en general, fue integrada también por el director regional de la Onemi, Carlos Bernales, quien realizó algunas recomendaciones para evitar la destrucción de los bosques. En este sentido, nunca se debe hacer fogatas bajo los árboles o cerca de matorrales.

Se debe elegir un lugar despejado y rodearlo de piedras para que el fuego no se propague. Finalmente hay que apagarlo con agua o con tierra.

Jamás botar colillas de cigarros o fósforos en caminos, senderos u otros lugares.
Si las viviendas están en terrenos rurales, rodeadas de vegetación, se recomienda retirar la que está seca.

Fuente: Sala de Prensa

0 Comentarios
Publicado el 2013 Nov 20 por gaf
Name:
E-mail: (optional)
Smile: smile wink wassat tongue laughing sad angry crying 

Captcha
Powered by CuteNews
Grupo de Acción Forestal de la Universidad de Talca

Facultad de Ciencias Forestales, Universidad de Talca Avenida Lircay s/n Talca | Fono : 2201251
(c) GAF 2013-2014 | implementado por chavp